Buscar
  • Fernando Helguera

NUESTRAS OBVIEDADES IGNORADAS

Por hoy, me pongo en sus zapatos.


Un día mi hija “E” me hizo ver la posibilidad de abrir un blog, ante la necesidad y el deseo de escribir; ella conoce y es destinataria de varios de mis escritos. Yo no había pensado en ello, pues mi retrógrada visión sólo me permitía una perspectiva de publicaciones impresas (a las cuales no he renunciado, sino que ahora se encuentran ya visibles en el horizonte, gracias a este blog).


Sucedieron cosas que jamás habría imaginado, lo más importante es que tantos de ustedes me escribieran y me hayan abierto los ojos. En el presente texto podrán verse, queridos lectores. Si bien al principio del blog no había un rumbo fijo, todo tomó su debido curso: un camino empedrado donde las piedras han sido ustedes, donde el vehículo, hoy con amortiguadores muy gastados, ha sido nuestra realidad del México actual, y donde los baches los he ido poniendo yo.


Varios relatos y reacciones llamaron mi atención y es muy difícil seleccionar cuáles compartir, pues son tantos y todos tienen un gran valor. A continuación, reproduciré sus enseñanzas aunque sin nombres, por aquello del “no-te-entumas”. Todos aquellos comentarios que no aparecen están entrelíneas, para quien sepa leerlos. Entremos en materia, pues.


Cuando se publicó NUESTERS AMIGS y ENEMIGS, muchos externaron su descontento por la deformación del español en miras de un lenguaje inclusivo, y tantos otros defendieron la postura del cambio. Algunos me compartieron manuales de lenguaje inclusivo, de uso oficial, y hasta teorías psicológicas y filosóficas de por qué sí o por qué no, debe llevarse a cabo dicha transformación.


Algo muy revelador sucedió cuando salió al aire NUESTRA PUNTUALIDAD: un gran número de ustedes me escribieron para decirme que finalmente alguien los comprendía. Al parecer con esta Obviedad Ignorada, di voz a los menos favorecidos por los temas de agenda.


NUESTRO SISTEMA INMUNE fue un texto ante el cual mi querido “AG”, quien ha sido parte de este proyecto desde antes de ver la luz, reaccionó con harta enjundia. Me hizo cuestionarme mil cosas sobre el sistema de valores que nos caracteriza, sobre nuestros atavismos, sobre nuestros molestos clichés, para al final darse cuenta de que lo estaba viendo al revés, habiendo caído en la trampa del texto. En el proceso me expandió la mente como varias veces antes.


Hacer NUESTRO CONFINAMIENTO llevó a uno que otro a regañarme por jugar con los sentimientos de pérdida y con el miedo de los demás. Sobre todo, muchos de ustedes me propusieron otros tipos de confinamiento no incluidos en el texto, como puede ser el CONFINAMIENTO AGRIDULCE, o el CONFINAMIENTO TECNO PUNK. Algún día escribiré sobre ellos.


Con NUESTRA ÚLTIMA ESPERANZA, varios, varios, fueron solidarios ante una situación emocional que parecía embargarme. Todas las Obviedades tienen permisos literarios, aunque son vivencias reales, y en este caso el tema de las redes era un permiso para entrar en la materia del escrito. Reaccionaron ante esto con toda solidaridad, los amo.


En algún momento pensé que el título era determinante para el número de lecturas, y entonces escribí NUESTRO SEXO… pero no demostró ser tan interesante. No sé si es porque los lectores ya no lo practican tanto o porque son más evolucionados que la media de la humanidad… siéntanse tranquilos, que prefiero creer en la segunda opción. Somos amigos.


NUESTRO PRIMER AMOR mostró que todos guardamos cosas en la mente y el corazón, que nos trascenderán en la tumba. Mi amiga “MC” se sinceró y me dijo que le habría encantado ser mi primer amor… wow, de lo que se viene uno a enterar. ¡Eso fue de lo más bonito, querida!


Por supuesto que mi técnica ha ido mejorando, y esto se dejó ver en NUESTROS DESPERDICIOS, pues gente como “SG” y como “LR” mencionaron la agilidad y certeza del texto. Esto le dio nuevo aire al sentido creativo de este blog. Aprovecho para decir: Mi abuela era una maestra.


Llegó el día en que NUESTRO AMIGO EL PERRO vio este mundo. Fue la primera Obviedad que escribí, aunque no la primera que publiqué. “LD”, “MA”, “CC”, y varios más, se pronunciaron ampliamente a favor de los perritos, y de la tendencia a escribir sobre su inteligencia. Una enorme cantidad de personas salvarían a su perro de morir, antes que a un ser humano que no conocen.

NUESTRAS LENGUAS fue encantador, pues con el trabalenguas que se propone, “BM”, “JA”, “CL”, “RG”, así como muchos, me mandaron audios demostrando su habilidad. También pude ver que hay bastante más conocimiento sobre nuestras lenguas nativas, del que hubiera creído.


Mi amiga “ML” mencionó que antes de comenzar a leer las Obviedad de la semana, respira profundo y ya luego se avienta el clavado, para aguantar estoicamente las pedradas. Amigos, no puedo mentirles, sí son pedradas y son arrojadas con mucho cariño hacia el aire, por lo que también a mí me caen. No vayan a creer que es personal, simplemente es la necesidad de mostrar lo que veo que somos y hacemos, y no nos queremos responsabilizar, pero, sobre todo, lo que me da risa de nosotros y nuestras incongruencias, territorio donde nadie se salva.


NUESTRA PAZ es de las menos leídas… no sé si me sorprende, pero está claro que la paz es algo que, por más que manejemos el discurso, no nos interesa mucho. Eso sí, el texto al final habla de algo que trajo nuevos paradigmas para relacionarme con el sexo opuesto, pues hubo lectoras a quienes les pareció buena idea. Va mucho más allá de jugar al doctor y la enfermera.


Sin duda algo que ustedes han demostrado apreciar, es la capacidad narrativa del autor a quien están leyendo, pues en NUESTRAS CURIOSIDADES, “SZ”, “EL”, “MD”, “MC”, “LC” y varios más, se animaron a contarme historias. Como la de las dos niñas pequeñas que, con sus manitas y un poco de agua, quisieron apagar el fuego de un terreno baldío, y casi se chamuscan. O la del maestro que no aguantó que el alumno le demostrara que sus fórmulas matemáticas estaban mal.


Una constante es que gente como “EV”, “VV”, “MCV”, “ZR”, “LD”, “ML”, “BC”, “KV”, “DS”, “AG”, “MS”, “GI”, “OB” y varias decenas más, me alienten a seguir escribiendo, con palabras que describen cómo se ríen, o cómo aprenden cosas, o cómo les cae la pedrada, o cómo los saca de la cruda realidad diaria. A todos ustedes que se animan a decírmelo: los demás que gustan de las Obviedades y no lo dicen, de seguro se los agradecen, pues son una especie de gasolina ecológica.


Con NUESTRO MUERTITOS hubo una gran reacción, ya que a todos nos une esta tradición. Nos identifica y nos coloca en un lugar que somos exóticos para el resto del mundo. Mis amigos extranjeros, de alguna manera participaron en lo que en esta Obviedad se menciona, como el tema que despertó en mí “KP”, de la posibilidad de ya no dejar salir a los muertos de un par de países.


NUESTRO CUBREBOCAS y NUESTROS DEMONIOS, entre otros, son títulos propuestos por lectores o a votación, creando un antecedente de lo que podría dirigir, en parte, la ruta para la segunda temporada del blog, siendo este más democrático… no lo sé, siendo sincero, me seduce la idea de continuar con mi dictadura, en la que los hago mis víctimas, jua, jua, jua.


MI CUMPLEAÑOS, por mucho, fue la más exitosa de todas en este año, lo cual me conmueve, pues me hicieron descubrir que lo que más les importa es mi persona, de una u otra forma. Incluso, siendo que a más de la mitad de mis seguidores no los conozco personalmente, la relación de confianza ha crecido y me honran (claramente soy muy honrado) con todo aquello que me cuentan.


Sí, me extendí, por única vez a dos cuartillas. No habría podido relatar un año de experiencias en menos. Aquí es donde rindo tributo a ustedes; no hay límite en mi agradecimiento. Cierro el año con más de cinco mil lecturas y 700 seguidores entre las diferentes redes, lo cual me hace muy feliz, todos la difusión ha sido “orgánica” La tendencia de la segunda temporada será: LAS IRRELEVANCIAS OBLIGATORIAS, que no dejan de ser parte de LAS OBVIEDADES IGNORADAS. Tranquilos, que seguirán recibiendo su dotación de pedradas cada domingo. Los quiero.

123 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Ignoro tu correo, obviamente te contactaré si me lo compartes...
¡SER PARTE NO ES UNA OBLIGACIÓN, PERO TAMPOCO ES IRRELEVANTE!

© 2021 por Fernando Helguera Cejudo / Toda la información de este sitio está protegida por los derechos de autor correspondientes.