El mundo humano se conforma de rituales, algunos obvios y otros ignorados. Gran parte de ellos, si no es que todos, se han vuelto obligatorios y no tienen importancia sustancial, sin embargo, somos obedientes ante su mandato.

familia.jpg

No he hallado aún algo más obvio que mi ignorancia; el pretender ignorar esta obviedad es lo que me hace humano, como a ti.